PIERNAS

TRATAMIENTOS

Y CIRUGÍAS

  • Aumento con prótesis
  • Aumento sin prótesis
  • Várices
  • Ulceras Varicosas
  • Celulitis
  • Infección de tejidos blandos
  • Erisipela
  • Ulceras atipicas
  • Calambres
  • Adormecimiento

Las piernas son las porciones del cuerpo comprendidas desde las rodillas hasta los tobillos. En algunas poblaciones se les llama piernas desde los tobillos hasta la parte baja de los glúteos, región que nosotros conocemos como muslos. Para la descripción en este texto nos referiremos a las piernas como la primera definición, desde rodillas a tobillos.

Los padecimientos que manejamos son tanto estéticos como por problemas de salud. En frecuencia de casos que atendemos resolvemos situaciones de mala circulación como las várices y sus complicaciones, como lesiones cutáneas y úlceras de cualquier causa, así como celulitis, infecciones de tejidos blandos, erisipela, quemaduras y lesiones crónicas de la piel, entre otros padecimientos.

En relación a la estética de las piernas manejamos la escleroterapia de las várices pequeñas y medianas, en varias sesiones hasta que desaparecen las molestias, de la vista, y de la mala función vascular. Esto es en muchos de los casos sustitutivo a una cirugía de várices, como una safenectomía, que cada vez se realiza con menor frecuencia.

Cuando se requiere aumentar de volúmen de las piernas por estar delgadas o desiguales en su grosor, lo resolvemos de dos formas principalmente, una es realizando una cirugía colocando implantes de silicón en una o ambas piernas, mediante una pequeña incisión en la porción posterior de la pierna a la altura del hueco poplíteo (atrás de la rodilla), colocando el implante entre los músculos y cerrando la piel, para retirarse los puntos en unos 10 días generalmente, reanudando sus actividades una semana después. Y la otra forma de resolverlo es haciendo otro tipo de cirugía, en la que se realiza el mismo tipo de abordaje por detrás de la rodilla y se efectúa la liberación de los músculos de la pantorrilla, mediante un corte de su cubierta, permitiendo la adecuada expansión muscular cuando se hace ejercicio y por ende su crecimiento muscular de la pantorrilla, sin la necesidad de colocar un implante. La recuperación en ambos casos es de aproximadamente una a dos semanas, y se sugiere utilizar calcetas de compresión mediana por 1 a 2 meses después de la operación.

Le sugerimos acudir a la consulta de valoración para definir cuales son sus necesidades reales y hacer un plan terapéutico personalizado que le ayude a mejorar y luzca usted sus piernas.

 

 

 

2015 © Dr. Luis Fernándo Lira Menéndez Ced. Profesional N° 1548284   |  Monterrey México