ESTRÍAS

Las estrías son uno de esos problemas recurrentes en las consultas médicas y estéticas, un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres en porcentajes de hasta un 90 por ciento. Realmente las estrías no implican riesgos para la salud, pero si que resultan muy antiestéticas dependiendo, sobre todo, de la zona en la que aparezcan.

Si buscamos el origen, desde un punto de vista fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo, la pubertad y el crecimiento rápido, también por el aumento o la disminución repentino de peso o musculación. Cuando hay una ruptura de las fibras de colágeno y la elastina, la piel se debilita y se vuelven susceptibles a la cicatrización crónica que al igual que una vieja banda elástica a perder su elasticidad. Lo que en realidad es que son los tejidos de la piel rotos desgarrados que han cicatrizado.

Y es que, aunque la zona más frecuente en la que se producen estrías es el abdomen, pueden surgir estrías en muslos, glúteos, caderas, piernas, senos, espalda e incluso brazos,  y en cualquier parte del cuerpo.

 

La tendencia habitual es pensar que son muy difíciles de eliminar una vez aparecen, más si son antiguas, sin embargo, hoy en día hay diversos tipos de tratamientos novedosos para las estrías que sí están dando buenos resultados como son el caso del láser, peelings seriados o la microdermoabrasión, así como la aplicación de ciertas sustancias en las zonas con estrías en las que se modifica notablemente y corrigen.

 

2015 © Dr. Luis Fernándo Lira Menéndez Ced. Profesional N° 1548284   |  Monterrey México